Configuración:
.
Biología
.
Botánica
.
Tecnología
.
Sociedad
A mis trece años de edad, el día 2 de Diciembre de 2007 inicié ‘El Balcón de Jame’. Este humilde espacio, cuyo secreto siempre fue el de compartir sin recibir nada a cambio, me dio la oportunidad de conocer un mundo nuevo, un entorno en el que me sentía yo mismo.

Hoy, 17 de abril de 2011 finalizo esta etapa de mi vida con una gran sonrisa y junto al recuerdo que este blog y cada unos de vosotros me habéis concedido.

He sido bloggero.

Jaime Trujillo Escobedo.

Las necesidades de las plantas de interior: iluminación

La Luz
La iluminación artificial
La Intensidad
El fototropismo



La Luz

Fundamental para la vida y el correcto crecimiento, las plantas necesitan de 12 a 16 horas de luz para conseguir un buen desarrollo. Dado que iluminar una habitación de la misma forma que se ilumina el hábitat natural de la planta, es importante buscar un lugar adecuado para exponerla a la luz natural lo máximo posible o recurrir a un espacio iluminado por luz artificial.

Dependiendo de la especie de planta que tengamos necesitaremos variar la iluminación. Una planta situada en un lugar con demasiada luz corre el riesgo de que sus hojas se tornen a tonalidades amarillentas y pardas o a que adquieran necrosis y quemaduras.

La falta de luz también puede causar ciertos problemas, entre los cuales destaca el ahilamiento. Este fenómeno tiene como consecuencia en la planta un crecimiento exagerado y anormal de los tallos. También retardará el crecimiento y provocará la caída de las hojas.

La iluminación artificial

Todo depende del lugar en el que se instala la planta. Vestíbulos, habitaciones, garajes, zaguanes… son lugares que suelen requerir una buena iluminación.

Se ha comprobado en investigaciones recientes que, haciendo uso de tubos fluorescentes de 6 a 10 horas diarias (como mínimo) las plantas se adaptan sin problema alguno y el crecimiento sigue su curso prácticamente sin problemas.

Algo que imita a la luz exterior son las lámparas incandescentes (conocidas también como “luz de día”) aunque tienen algunos inconvenientes, su precio es elevado o producen bastante calor (lo que conduce a un ambiente seco).



La intensidad

Luz tamizada: Esta característica es la que más favorece el crecimiento de las plantas de interior y puede conseguirse situándolas hacia el oeste o el este, de manera que los primeros y los últimos (atardecer) rayos de sol puedan aprovecharse.

Semisombra: Se trata de una zona que no recibe rayos solares directos pero que tampoco está oscura. Muchas de las plantas soportan o necesitan estar expuestas a esta característica pero otras, en cambio, no la toleran y retardan el crecimiento (sobre todo las plantas de follaje colorido).

Podemos conseguir un espacio con semisombra en una ventana situada hacia el norte, sin rayos solares.

Pleno sol o sol directo: Esta característica es soportada por muy pocas plantas, a excepción de las cactáceas, las cuales florecen y se desarrollan gracias al sol directo.

El fototropismo

Se trata de una capacidad de las plantas que consiste en dirigirse a la luz. Al colocarla en un ventanal, un alféizar o en el centro de un salón, las hojas crecerán hacia la luz, de manera que puedan ocupar la mayor superficie foliar y conseguir así una exitosa fotosíntesis.



Cuando una planta no recibe la suficiente luz, la fotosíntesis no se produce correctamente y por tanto el desarrollo comienza a ser más lento. La única solución será situarla en un lugar bien iluminado durante uno o dos meses.

Escrito por Jaime Trujillo Escobedo

Maribel dice...

A mi ficus de 26 años tengo que cambiarlo de posición cada cierto tiempo, porque si no parece la torre inclinada de Pisa

Jaime Trujillo Escobedo dice...

¡Maribel! Es alucinante... 26 años ;). ¿Pero lo podas frecuentemente? Normalmente se les suele podar la punta del tallo principal para evitar que la planta crezca de forma "anormal" ^^.

Maribel dice...

Qué va Jaime, nunca lo he podado. Lo que si tengo es un palo de castaño al lado del tronco y ahí he atado algunas ramas porque si no ocupa mogollón de espacio. Eso si, no lo puedo cambiar de sitio porque se pone "malo" jejeje.

Jaime Trujillo Escobedo dice...

Maribel, prueba a "rebajarlo" un poco durante la primavera. Lo del palo de castaño es algo que favorecerá bastante al crecimiento de la planta ya que, con un follaje tan amplio, es conveniente "situarlo o conducirlo" para que no crezca de manera uniforme.

Lo que dices es cierto, si lo has tenido durante bastante tiempo en un lugar, conviene que permanezca en la misma posición ;).

Escribe tu comentario en la entrada...

El Balcón de Jaime fue terminado el 17 de abril de 2011. Leer despedida.

Me gustaría conocer tu opinión. El comentario será moderado y en breve se publicará.

Si deseas incluir un enlace utiliza este código:

<a href="Dirección de tu página">Titulo del enlace</a>

Para publicar un código haz uso del Conversor de entidades.

Intenta escribir sobre algo relacionado con el artículo. Si no lo haces, podría tardar en responderte.

¿Problemas al comentar? Utiliza el formulario antiguo