Configuración:
.
Biología
.
Botánica
.
Tecnología
.
Sociedad
A mis trece años de edad, el día 2 de Diciembre de 2007 inicié ‘El Balcón de Jame’. Este humilde espacio, cuyo secreto siempre fue el de compartir sin recibir nada a cambio, me dio la oportunidad de conocer un mundo nuevo, un entorno en el que me sentía yo mismo.

Hoy, 17 de abril de 2011 finalizo esta etapa de mi vida con una gran sonrisa y junto al recuerdo que este blog y cada unos de vosotros me habéis concedido.

He sido bloggero.

Jaime Trujillo Escobedo.

Anturio, Flamenco, Lengua de fuego

Anturio, Flamenco, Lengua de fuego
Anthurium Scherzeranum



Posee unas flores muy llamativas, atractivas y un tanto extrañas, que se abren durante la primavera y hasta el verano, con una espata de color rojo vivo en la cual puede encontrarse un espádice de tonalidad anaranjada.

Pertenece a la familia de las Aráceas y alcanza una longitud de 50 a 60 centímetros.
Las hojas, verdes, son relativamente grandes y terminan en punta, siendo además coriáceas.

Debe situarse en un espacio luminoso y claro, sin sol directo y con temperaturas cálidas comprendidas entre los 18 a los 20ºC durante todo el año.

Los riegos deben ser frecuentes durante la primavera y el verano, reduciéndose durante el invierno. El follaje debe vaporizarse con regularidad para conseguir un ambiente húmedo. Es aconsejable hacer uso de agua dulce no calcárea.

El abonado se puede realizar durante todo el año, una vez por semana.

Para podar la lengua de fuego bastará con cortar los tallos secos o enfermos a una longitud de 1 a 2 centímetros desde su nacimiento en el cepellón.

Debido al peso de las flores, sus tallos tienden a inclinarse poco a poco, debilitando el follaje. El uso de tutores corregirá en gran parte este problema.

El trasplante debe hacerse una vez que el cepellón esté a rebosar de raíces, para después trasplantarlo a una maceta de mayor tamaño rellena de turba, corteza, musgo o mantillo; entre la primavera y el verano.

Se aconseja vigilar las corrientes de aire así como la temperatura ya que tanto el primer punto como un ambiente demasiado frío pueden dar lugar al amarilleamiento de las hojas.

Para multiplicar esta planta se comienza dividiendo la mata y separando los “hijos” en macetas individuales, con un mantillo especializado para trasplantes – el flamenco se multiplica durante la primavera-.

Estamos ante una planta sensible a la araña roja, así como a los pulgones (los cuales perjudican abundantemente a los brotes).

Escrito por Jaime Trujillo Escobedo

Felipe dice...

Yo creo que esas plantas son muy decorativas para las casas que tienen mucho pasto regarlas eso seria algo genial para un experto en ellas

Jaime Trujillo Escobedo dice...

Coincido contigo, Felipe, sobre todo se queremos multiplicarla. Aún así, su aspecto es precioso y núnca se podría negar un regalo como este ☺.

Anónimo dice...

mi madre tiene de todos los colores son hermosos :D

Ignacio Garnica dice...

En casa tengo un par de estas, mi madre me las obsequió :D
Un saludo,

Ignacio Garnica

Escribe tu comentario en la entrada...

El Balcón de Jaime fue terminado el 17 de abril de 2011. Leer despedida.

Me gustaría conocer tu opinión. El comentario será moderado y en breve se publicará.

Si deseas incluir un enlace utiliza este código:

<a href="Dirección de tu página">Titulo del enlace</a>

Para publicar un código haz uso del Conversor de entidades.

Intenta escribir sobre algo relacionado con el artículo. Si no lo haces, podría tardar en responderte.

¿Problemas al comentar? Utiliza el formulario antiguo