Configuración:
.
Biología
.
Botánica
.
Tecnología
.
Sociedad
A mis trece años de edad, el día 2 de Diciembre de 2007 inicié ‘El Balcón de Jame’. Este humilde espacio, cuyo secreto siempre fue el de compartir sin recibir nada a cambio, me dio la oportunidad de conocer un mundo nuevo, un entorno en el que me sentía yo mismo.

Hoy, 17 de abril de 2011 finalizo esta etapa de mi vida con una gran sonrisa y junto al recuerdo que este blog y cada unos de vosotros me habéis concedido.

He sido bloggero.

Jaime Trujillo Escobedo.

La displasia de cadera

Contenido del artículo:[Ocultar]



Aunque por lo general suele darse con frecuencia en perros de gran tamaño, la Displasia de Cadera (DC) o Displasia Coxofemoral es un problema que también puede padecer una raza pequeña.

Se trata de una malformación genética hereditaria de la articulación de la cadera en la que la cabeza del fémur y el acetábulo cotiloideo no encajan, lo que produce dolor e incluso cojera en el animal que la padece.

Displasia de cadera en mi perro, perros displasia de cadera

Esta enfermedad se da con el crecimiento, es decir, un cachorro nace completamente normal (con una formación ósea mixta –hueso blando y cartílago- que perdura hasta terminar la etapa del crecimiento –cuando se convierte en hueso) y con caderas normales; mostrando las anormalidades de la displasia a medida que crece.

La Displasia de Cadera aparece al completarse el desarrollo de la ariculación coxofemoral, la cabeza femoral y el acetábulo cotiloideo que además no concuerdan en su forma. Esta articulación se desgasta progresivamente y termina, normalmente, volviéndose artítica.

Aunque se trata de cuestiones genéticas, la Displasia de Cadera puede verse influida por determinados condicionantes medioambientales que actúan durante la etapa de crecimiento del esqueleto. Condicionantes que pueden disminuir o acentuar las manifestaciones externas que determinan la Displasia de Cadera.

- La alimentación: Una alimentación que provoque sobre peso, otra que sea excesivamente energética y rica en proteínas u otra con escasos minerales y una baja cantidad de fósforo y calcio favorecerá la aparición de la displasia.

- El ejercicio: Un esfuerzo excesivo de las articulaciones de la cadera iniciados por un ejercicio demasiado intenso provocará un mayor desgaste de la articulación coxofemoral. A pesar de ello, es necesario ejercitar al perro ya que un buen desarrollo muscular producirá un correcto acoplamiento de la articulación de la cadera.

- El alojamiento: Suelos duros, resbaladizos o lisos (los que se encuentran en el interior de cualquier casa) podrían resultar muy perjudiciales para la formación de las articulaciones de los perros en crecimiento (un paseo por la playa o el campo es totalmente aconsejable).



La Displasia de Cadera no produce un fuerte dolor en el animal, produce un dolor agudo y puntual con lo que una simple molestia podría indicarnos la presencia de esta enfermedad. Es difícil determinar los síntomas pero debemos atender a lo siguiente:Displasia de cadera en mi perro, perros displasia de cadera

• Camina de manera extraña.
• En lugar de correr, brinca.
• Le resulta difícil incorporarse al haber estado acostado.
• Al sentarse, sitúa dos patas juntas a un solo lado del cuerpo.
• Hace uso de sus patas traseras al unísono, para aliviar la presión sobre la articulación débil.

La displasia de cadera puede diagnosticarse por medio de una radiografía (con el animal anestesiado para que relaje sus músculos y ligamentos) en posición ventro dorsal con los miembros extendidos y paralelos, con las rótulas posicionadas correctamente. Una articulación en buen estado mostrará las cabezas femorales bien formadas, ubicadas profundamente en las cavidades acetabulares.

Las superficies de contacto son congruentes y paralelas. En las articulaciones con alguna alteración se puede observar un ligero o gran desplazamiento lateral de las cabezas femorales –subluxaciones- que posibilitan el ‘juego articular’. En caso de presentarse esto último, observaremos cambios inflamatorios en las superficies articulares y con posterioridad, artrosis.



El tratamiento es normalmente quirúrgico y conlleva intervenciones bastante caras aunque muy exitosas. Se elimina la cabeza del fémur y el músculo pectíneo, la pelvis es reconstruida y la cadera se sustituye por una artificial.

Al no hacer nada por curar la enfermedad, nuestro perro podría acostumbrarse a la vida con una cadera inválida pero con el paso de los años desarrollará artritis y podría llegar a convertirse en un discapacitado.



Antes de adquirir un perro, investiga en su historial, localiza a los padres y asegúrate de que no padecen displasia de cadera.

En caso de tener un perro afectado, evita que se reproduzca ya que, tal y como dije anteriormente, se trata de algo hereditario.

Escrito por Jaime Trujillo Escobedo

Zahira dice...

hola, hace muchismo que no me pasaba por aqui,soy zahira he tenido ultimamente muchos cambios, para mi blogs, en mi vida personal,,, bueno esas cosas, realmente extrañaba tu blog, y veo que lo has dejado bonito y muy ordenado como a mi me gusta.

sigo inmersa en michael, en los perros, bueno ya sabes...

hoy aunque es de madrugada he estado editando mi blog, para halloween, espero que estes bien, y no sea pesada, http://smileofthechild.blogspot.com/

1 besito

Jaime Trujillo Escobedo dice...

Te ha quedado muy bonito, Zahira. Me gustan los enlaces de navegación con la pequeña calabaza así como la araña.

Me alegra volver a verte por el mundo blogger. ¡Saludos!

Zahira dice...

muchas gracias ^^ intente dejar el blog lo mas sencillo que pude, aunque claro no queria poner muchas cosas por que se colgaria la pagina, es un gustazo volver a estar aqui.

1 besito

Jaime Trujillo Escobedo dice...

Queda muy bien, Zahira. ¡Continúa así!

Escribe tu comentario en la entrada...

El Balcón de Jaime fue terminado el 17 de abril de 2011. Leer despedida.

Me gustaría conocer tu opinión. El comentario será moderado y en breve se publicará.

Si deseas incluir un enlace utiliza este código:

<a href="Dirección de tu página">Titulo del enlace</a>

Para publicar un código haz uso del Conversor de entidades.

Intenta escribir sobre algo relacionado con el artículo. Si no lo haces, podría tardar en responderte.

¿Problemas al comentar? Utiliza el formulario antiguo