Configuración:
.
Biología
.
Botánica
.
Tecnología
.
Sociedad
A mis trece años de edad, el día 2 de Diciembre de 2007 inicié ‘El Balcón de Jame’. Este humilde espacio, cuyo secreto siempre fue el de compartir sin recibir nada a cambio, me dio la oportunidad de conocer un mundo nuevo, un entorno en el que me sentía yo mismo.

Hoy, 17 de abril de 2011 finalizo esta etapa de mi vida con una gran sonrisa y junto al recuerdo que este blog y cada unos de vosotros me habéis concedido.

He sido bloggero.

Jaime Trujillo Escobedo.

Madroño (Arbutus unedo)

Madroño, Aborio, Albedro, Albocera, Albornio, Albrocera, Alborzo, Arbutus unedo, Árbol de las fresas, Berrubiete, Borrubiete, Borrubiote, Gurbiote Nombre científico o latino: Arbutus unedo
Nombre común o vulgar: Madroño, Aborio, Albedro, Albocera, Albornio, Albrocera, Alborzo, Algorto, Arbocera, Árbol de las fresas, Berrubiete, Borrubiete, Borrubiote, Gurbiote, Gurrubión, Madroñera, Madroñero
Familia: Ericaceae (Ericáceas).
Origen: Regiones litorales de Europa meridional y del suroeste. Se desarrolla por todo el Mediterráneo así como en diversas zonas del interior, excepto en aquellas con un clima más frío.

El madroño es un arbolillo o arbusto perenne a pesar de llegar hasta los diez metros de altura.

Las flores blancas y los preciosos frutos así como el follaje verde que se mantiene durante todo el año hacen de este árbol una opción muy recomendable para un jardín.


Introducción

Los frutos son redondos, rugosos, pequeños y con forma esférica. Tienen una pulpa de color rojo o naranja y maduran en otoño, desde las flores pertenecientes al año anterior (tardan un año en madurar).

Son comestibles y pueden llegar a producir un efecto narcótico suave si son ingeridos en grandes cantidades, así como una leve irritación del tubo digestivo. Son comúnmente utilizados para la elaboración de licores, vinagre o jaleas.

El Madroño presenta las siguientes especies:

• Madroño canario (Arbutus canariensis)
• Madroño (Arbutus unedo)
• Madroño de Grecia (Arbutus andrachne)
• Madroña (Arbutus menziesii)

Se trata de un árbol que depende completamente de la luz por lo que debe cultivarse en el exterior, a pleno sol. Con esto no se indica que no agradezca sombra en épocas muy calurosas.

Tras haberlo trasplantado, se debe proteger del sol directo, pero colocar en un lugar bien iluminado.

Es conveniente proteger las raíces de las heladas si está plantado en maceta.Introducirlo en un invernadero exterior ser una buena solución para las zonas de inviernos duros.

Soporta la presencia de cal en el substrato (un caso excepcional entre las Ericáceas) aunque prefiere suelos ligeramente ácidos. Una mezcla de substrato compuesto por un 65% de tierra de brezo y un 35% de arena de grano grueso o material similar (como la tierra volcánica) resultará ideal para el madroño.

Riego

Riegos frecuentes, sobre todo en zonas secas. Conviene pulverizar el follaje con frecuencia. Podemos determinar la falta de agua observando sus hojas, que reducirán en la turgencia.

Suprimir los riegos durante las heladas o tras éstas si el árbol se cultiva en el exterior. Soporta bien los periodos de sequía.

Abonado

El abonado se realiza desde principios de primavera hasta finales del otoño, cada veinte o treinta días, con una corta pausa durante el verano o en épocas de mucho calor. Evita el abonado en árboles trasplantados pues debes esperar a la aparición de los primeros brotes.

Poda

Con respecto a la poda (que no es una tarea obligatoria), se realiza en la copa y durante el periodo vegetativo, lo que acorta los nuevos brotes a una distancia de dos a tres hojas. Ramas que crecen hacia el interior del tronco, que se cruzan, que crecen algo verticales o simplemente que se cruzan deberán podarse.

Hay que podar encima de una hoja (las cuales son alternas) con una yema hacia el exterior de la copa.

Conviene establecer periodos de descanso de cómo mínimo un mes entre podas y trasplantes.

Despunta los brotes cuando se hayan formado las primeras hojas durante la primavera, así como pinza las hojas de mayor tamaño (durante todo el año).

Al cortar las hojas por el pecíolo y dejando las yemas y hojas terminales de la rama forzaremos y aceleraremos la brotación y evitaremos la pérdida se savia. Se trata de un defoliado que además aumentará el volumen del follaje.

Aunque es posible obtener un árbol con estilo al podarlo, en alguna ocasión será necesario practicar diversas técnicas de tensión o sujeción. Dado la flexibilidad de su madera, no tendrás problemas en colocar las ramas a tu gusto. Podrás realizar el alambrado durante la primavera o el otoño.

Vigila las ramas con frecuencia ya que crecen y engordan muy rápido, provocando que el alambre deje marcas. No debes abusar del alambrado, utiliza esta técnica cuando no hayas obtenido el resultado que querías con otras técnicas de modelado.

Trasplante

Durante el trasplante, realizado cada 2 ó 3 años y a principios de la primavera (antes del engrosamiento de las yemas), podaremos las raíces más gruesas dejando las finas. Es de crecimiento lento pero siempre podrás recurrir a las hormonas de enraizamiento con fungicida, lo que estimulará su desarrollo. A los árboles plantados en un macetero les conviene recibir un fertilizante líquido mensualmente.

Conviene, en caso de realizar una gran poda de raíces, eliminar la misma cantidad de hojas en el follaje. Aprovecha esta etapa para podar también cualquier rama indeseada.

Plagas y enfermedades

En cuanto a las plagas, debo decir que es muy resistente aunque muestra cierta sensibilidad ante los pulgones o la mosca blanca.

No suele cultivar enfermedades aunque está expuesto a los hongos en el suelo, como Phytophthora, inicia la putrefacción de las raíces y por tanto una reducción rápida del follaje (decolorando las hojas y pudriendo las ramas).

Así mismo, las hojas pueden ser atacadas por el hongo Septoria Unidonis, con la parte central seca de color grisáceo y rodeada de una aureola lila. Bastará con arrancar las hojas afectadas.

Multiplicación

Para la multiplicación o cultivo del madroño (complicado) disponemos de dos opciones:

- Por semillas, que se recogen de frutos ya maduros entre noviembre y diciembre y que posteriormente sumergimos en agua durante varios días para extraerles la pulpa y limpiarlas. Se pueden almacenar entre arena húmeda, en el frigorífico. Germinan sin problemas al no recibir tratamiento aunque muy escalonadamente. Crecimiento muy lento.

Ten en cuenta que las semillas necesitarán de 2 a 3 meses de estratificación fría para germinar antes de sembrarse. Para esto último, las extenderemos en un plato que después cubriremos con un trapo bien humedecido y escurrido e introduciremos en el frigorífico a una temperatura de 2º a 4ºC. Las plántulas son bastante sensibles al trasplante.

- Por esquejes, obtenidos desde finales del verano a principios del otoño que se instalan en un ambiente muy húmedo y con una temperatura de 20ºC (aprox.).

Escrito por Jaime Trujillo Escobedo

Dulce María dice...

Hola Jaime! Un articulo ejemplar el que nos traes hoy. Por supuesto lo guardaré en favoritos ya que tengo un madroño en la casa de mi padre y le vendrán muy bien todo esto.

Darte mil gracias sería poco.

Pili @pilarguindulain dice...

muchas gracias!
ya se me ocurrirá pedirte más cosas, por lo bien que resuelves nuestras dudas.
hasta pronto

Jaime Trujillo Escobedo dice...

¡Hola Dulce María! Me alegra que te guste el artículo y espero que tu madroño crezca fuerte (¡Y que os de muchos frutos!).

Jaime Trujillo Escobedo dice...

Perfecto, Pili. Será un placer publicar tus peticiones.

Escribe tu comentario en la entrada...

El Balcón de Jaime fue terminado el 17 de abril de 2011. Leer despedida.

Me gustaría conocer tu opinión. El comentario será moderado y en breve se publicará.

Si deseas incluir un enlace utiliza este código:

<a href="Dirección de tu página">Titulo del enlace</a>

Para publicar un código haz uso del Conversor de entidades.

Intenta escribir sobre algo relacionado con el artículo. Si no lo haces, podría tardar en responderte.

¿Problemas al comentar? Utiliza el formulario antiguo