Configuración:
.
Biología
.
Botánica
.
Tecnología
.
Sociedad
A mis trece años de edad, el día 2 de Diciembre de 2007 inicié ‘El Balcón de Jame’. Este humilde espacio, cuyo secreto siempre fue el de compartir sin recibir nada a cambio, me dio la oportunidad de conocer un mundo nuevo, un entorno en el que me sentía yo mismo.

Hoy, 17 de abril de 2011 finalizo esta etapa de mi vida con una gran sonrisa y junto al recuerdo que este blog y cada unos de vosotros me habéis concedido.

He sido bloggero.

Jaime Trujillo Escobedo.

La Clivia

Clivia
Clivia miniata



Originaria de África del Sur, la clivia pertenece a la familia de las Amarilidáceas.

Se trata de una planta de interior muy frondosa y decorativa, que suele apreciarse bastante por sus llamativas flores. Puede llegar a alcanzar los 50 centímetros de longitud, siempre y cuando se cuide correctamente.

Las flores de esta planta tienen forma de trompeta o campana y adquieren un color rojizo anaranjado. Crecen en grupos o ramos, con un total de 20 ejemplares, al final del tallo que crece en medio de las hojas.

La floración se produce a partir de febrero.

Cuando termine la floración, es recomendable que retiremos las flores secas o marchitas.

Sus hojas, en forma de abanico, son de color verde oscuro y alargadas.

Para un correcto crecimiento, la clivia necesita luz abundante, pero no directa. Situarla en un lugar soleado y al mismo tiempo, protegido de los rayos directos del sol será lo mejor.

Su mantenimiento es sencillo, ya que no necesita un riego abundante. La pérdida de brillo en las hojas puede deberse a una falta de riego, por lo que es importante mantener la tierra húmeda (excepto en invierno, época que no necesitaremos regarla).

Entre otras plagas, en la clivia las más frecuentes son las cochinillas, los pulgones y los hongos. Un buen tratamiento contra estos parásitos ayudará a prevenir enfermedades.

El tipo de suelo, ya sea en maceta o en jardín, debe contener buenas condiciones de drenaje, debido a que el encharcamiento puede provocar serios daños en la planta. Es aconsejable que sea ligeramente ácido, o simplemente, neutro.

Durante el invierno, debe mantenerse en el interior. En verano, podemos alojarla en el exterior, siempre y cuando las temperaturas sean cálidas.

Escrito por Jaime Trujillo Escobedo

luciernagadeluz dice...

Me encantan las plantas,muy buena información,hay cosas que no sabia. Un abrazo

Jaime Trujillo Escobedo dice...

luciernagadeluz, entonces compartimos gustos ;).

Me alegra que hayas aprendido cosillas nuevas.

Anónimo dice...

UNA INFORMACION MUY VARIADA Y UTIL ME HA AYUDADO A APRENDER A CUIDAR MI CLIVIA CERRECTAMENTE.
UN BESO :P

Jaime Trujillo Escobedo dice...

Muchas gracias por tu comentario, Anónimo. Estoy encantado de haberte ayudado con tu clivia ^^.

Escribe tu comentario en la entrada...

El Balcón de Jaime fue terminado el 17 de abril de 2011. Leer despedida.

Me gustaría conocer tu opinión. El comentario será moderado y en breve se publicará.

Si deseas incluir un enlace utiliza este código:

<a href="Dirección de tu página">Titulo del enlace</a>

Para publicar un código haz uso del Conversor de entidades.

Intenta escribir sobre algo relacionado con el artículo. Si no lo haces, podría tardar en responderte.

¿Problemas al comentar? Utiliza el formulario antiguo